Enlaces

SITIOS DE INTERÉS

 

REVISTAS NACIONALES

Anuario Científico

Archivo Médico de Camagüey

Correo Científico Médico

Corsalud

Medisur

Medisan

Medicentro

REVISTAS INTERNACIONALES

American Heart Journal

Angiología: Revista de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Cardiovascular

Asian Cardiovascular & Thoracic Annals

Cardiology

Cardiovascular and Interventional Radiology

CHEST

Circulation

Circulation Research (American Heart Association)

Circulation Research (European Society of Cardiology)

European Heart Journal

European Journal of Cardiovascular Prevention & Rehabilitation

European Journal of Echocardiography

Heart

International Journal of Cardiology

Interactive CardiVascular and Thoracic Surgery

JAMA (Journal of the American Medical Association)

Journal of Cardiac Surgery

Journal of Cardiothoracic Surgery

Journal of Cardiothoracic and Vascular Anesthesia

Journal of Nuclear Cardiology

Journal of the American College of Cardiology (JACC)

Journal of the American Society of Echocardiography (JASE)

Journal of Thoracic and Cardiovascular Surgery

Journal of Thrombosis and Thrombolysis

MayClinic Proceedings

Progress in Pediatric Cardiology

Revista Española de Cirugía Cardiovascular

Scandinavian Cardiovascular Journal

Texas Heart Institute Journal

The American Journal of Cardiology

The Annals of Thoracic Surgery

The Journal of Heart and Lung Transplantation

The Journal of Invasive Cardiology

The Journal of Thoracic and Cardiovascular Surgery

The Lancet

The New England Journal of Medicine (NEJM)

The Thoracic and Cardiovascular Surgeon

Explicaciones del Corazón / Por: Rebeca Chavez

 

Explicaciones del Corazón descargar fichero

Por: Rebeca Chavez1

1 Cineasta Cubana

Recuerdo en la calle Línea una gran valla con fondo azul y unaúnica palabra CLICK. Magistral síntesis que llamaba al ahorro de electricidad. Era un diseño concebido por Félix Beltran. Esa es la clave del affichismo: lograr que te lleves de un golpe la esencia de la información. La aspiración y el sueño es que una sola imagen impacte y te atrape.

 Sin embargo nada de esto fue tema de conversación la noche que le conté a Ernesto Rancaño que acababa de terminar la filmación de mi película. Me perece que si le comenté cosas muy generales como se el escenario era Santiago de Cuba y que abordaba la violencia, el circulo de sangre que envolvía a la ciudad durante la lucha clandestina…y nos despedimos con ¿por qué no me haces el affiche? Y dijo claro que sí. Nunca le mostré el corte final, ni un solo fotograma y un día le avisé que ya estaba lista la película.
Tampoco me dijo que la quería ver. Sencillamente mandó un lienzo con este Corazón…tenía delante no solo una obra de arte sino que desde la creación Rancaño me regalaba la esencia más intima, la síntesis más exacta y el alma de “Ciudad en Rojo”.

Resultó impactante y un desafío porque rompía el esquema tradicional, aquella imagen única no admitía más nada, ninguna otra información útil al mercado y referencia obligada.
La bandera cubana envolviendo el corazón no podía ser otra cosa que Cuba y si dejaba de latir también lo haría Cuba. Mucho después comprendí que en este corazón “latía” la película, la ciudad y la vida ofrecida por los revolucionarios, en esta imagen proponía -- y eso si fue una revelación perturbadora—la invitación del creador a entregarnos siempre sin reservas y a darlo todo…

(El ICAIC encargó un segundo affiche también excelente, sorprendente en la solución gráfica, para comunicar el ciclo terrible de la muerte/bertillón 166 concebido por el diseñador R10 de tal manera que “Ciudad en Rojo tuvo así dos maravillosos carteles).

 

Síntesis Biográfica
Ernesto Rancaño nació en 1968. Graduado de la Escuela Nacional de Artes Plásticas pertenece a la nueva generación de pintores contemporáneos. Sus obras forman parte de colecciones en EE.UU., España, Panamá, Mexico y Cuba.
Se le considera una de las más importantes y renovadoras figuras de la plástica cubana. José Martí es una figura recurrente en su obra, “sus Martí” - -se ha dicho-- nos descubren a un hombre entre la inocencia, la ternura y la picardía…Este “Corazón” es la portada de la más reciente edición cubana de la novela Bertillón 166 de José Soler Puig.


La Habana, 16 de marzo de 2014


Comentario desde la Redacción:

Contar con una contribución para nuestra naciente sección de Cultura del Corazón recientemente incorporada en el portal de la Revista Cubana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, resulta siempre gratificante. En esta oportunidad valoramos cual tesoro, el comentario que a solicitud nuestro Editor realizara la Realizadora Cubada Rebeca Chávez; quien dirigiera la última producción cinematográfica basada en la novela Bertillón 166 de José Soler Puig, la cual sirvió de base para su última producción cinematográfica titulada Ciudad en Rojo. Como y porque Rancaño se inspiró en un corazón para la confección del afiche que promocionaría esta obra, fueron las preguntas que abordaron a Rebeca en la antesala a su consulta médica en el Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular mientras cumplimentaba una vista de rigor.


Simplemente Gracias.
Dr. Nizahel Estévez Álvarez
Editor Principal. Revista Cubana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular


El presente material es tomado y transcrito del texto original enviado a nuestra oficina, por la Realizadora Cubana Rebeca Chávez, considerada una personalidad dentro del mundo de la cinematografía cubana. La revista  Cubana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular se enorgullece de publicar este material.

Estados de ánimo / Por: Adelaida Fernández de Juan

 

Estados de ánimo  descargar fichero

Por: Adelaida Fernández de Juan 1

1 Doctora en Medicina y Escritora Cubana

Sin saber muy bien qué significa, solemos decir que estamos ansiosos o deprimidos con mucha frecuencia. Sin tener el hábito de acudir a especialistas, tratamos de calmarnos o de estimularnos con medicamentos, sugeridos por los vecinos o por alguien “que ya pasó por lo mismo”.

Sin someternos a psicoanálisis, nos autodiagnosticamos o hacemos el diagnóstico de otros, por lo que es usual escuchar frases como Fulano está hoy depre, pobrecito, o Mengana anda con los pelos de punta, mejor ni le hablamos.

Lo cierto es que, sin saber las causas, es común que andemos con el ánimo por el piso, o tan vibrantes que no nos soportemos ni nosotros mismos.

Cuando intentamos analizar los motivos que nos han dejado en esos estados, no sabemos ni cómo empezar ni cuándo acabar. Una amiga mía, llamémosla Fefa, estuvo medio año tratando de encontrar la causa de su repentina ansiedad. Buscó mi ayuda, y estuvimos conversando más de dos horas. Terminamos llorando juntas por la muerte de Barry White y por el mal estado del transporte.

A partir de ese día, cambió su fase maníaca por la siguiente: estuvo tan depre que no salió de su casa durante seis meses. O sea, pasó un año entre un extremo y otro del ánimo, sumergida entre los viejos discos de Barry White, las películas mejores de todos los tiempos empezando por El chicuelo, pasando por Casablanca y terminando con Cinema paradiso, y la vigilancia de las guaguas que transitaban por su casa. Luego, se dedicó a los seriales y en eso anda todavía. Curada, parece. Entre los medicamentos más empleados por nosotros se encuentran las llamadas benzodiacepinas. Antes al clorodiazepóxido le decíamos Librium, y ahora, al diazepam, gracias a las películas, algunas personas le dicen Valium, asi como al paracetamol le llaman Tempra o Tylenol.

Con la llegada del alprazolam a nuestras farmacias, también conocido por Tranquillium, hubo sustituciones significativas. Ahora se consume menos el tradicional medazepam durante el día, porque se toma alprazolam a cualquier hora. Otro fármaco muy utilizado es aquel que combina propiedades ansiolíticas con antidepresivas: la trifluoperazina, también conocida como TTAM (Tíralo Todo A M…..).

En ocasiones, se combinan varios de estos medicamentos, siempre bajo la experta supervisión de la vecina de los altos. Tengo amistades que toman, por ejemplo, una trifluoperazina junto a un clorodiazepóxido en cuanto se levantan, medio alprazolam en la tarde y otro en la comida, y un diazepam junto a una benadrilina a eso de las 10 de la noche, sin haber pisado jamás una consulta de psiquiatría. Tenemos marcado rechazo a tales recintos.

Es preferible andar como locos cascabeleros por la calle, o sepultarnos en la cama antes de confesar que necesitamos un psiquiatra. Dicho rechazo tiene múltiples causas, pero creo que la principal es aquella que se deriva del craso error de considerar que un síntoma cuyo estudio y sanación pertenece al campo de la psiquiatría, es sinónimo de debilidad.

Lo cierto es que nos interconsultamos y somos adictos a los psicofármacos. Un medicamento llamado meprobamato (y sugerentemente Dapaz en otros países) se ha convertido en causa importante de ansiedad o de depresión, o de ambos síntomas juntos. Porque fue retirado del mercado luego de una larga explicación que no convenció a nadie, para de pronto reaparecer sin previo aviso.

Es un fármaco aplaudido, llorado, sepultado y renacido con la misma vehemencia de un catarro antiguo o de una giardia cariñosa. Quienes no viven en Cuba, pero pasaron montones de años en el mismo vaivén emocional de quienes siempre hemos estado pendientes de los ansiolíticos y de los antidepresivos de la farmacia de la esquina, suelen pedirnos que le enviemos con el muchacho de la otra cuadra que va a viajar, una tirita de meprobamato. Como había que justificar en la receta el motivo de la prescripción, que no debía ser simplemente “ansiedad”, resulta que hemos tenido más tortícolis que los ventiladores chinos. Porque ese mal sí era aceptado como motivo en la receta del meprobamato.

También era muy usado para bajar la presión, aunque en fechas recientes, ante su desaparición (que no sabíamos transitoria), se modificó el remedio, y se pasó a indicar el clásico método de caminar descalzos un rato.

Tengo entendido que se logran normalizar las cifras de tensión arterial en cuanto el enfermo se quita los tenis. Como nos parece una burla macabra que nos recomienden vivir sin estrés, buscamos alivio en la farmacología. Luego, en las reuniones de las dos de la tarde nos quedamos dormidos, o nos sorprende la madrugada sacudiendo las ventanas del comedor.

Aunque sea verdad que la mayoría de las reuniones ameriten un pestañazo, y que las ventanas agradezcan ser limpiadas a cualquier hora, lo verdaderamente preocupante es el poco caso que hacemos a las reacciones adversas o secundarias de los medicamentos.

La amitriptilina, que es un fuerte antidepresivo, es usada en ocasiones solo para dormir, en lugar del tradicional tilo. Por eso, al día siguiente, identificamos al amitriptilínico transitorio porque tiene la lengua como papel de lija. Por cierto, el tilo ha pasado a ser femenino, y ahora se dice tila. Y no hay pasiflora, ni mejorana, ni valeriana.

Tal vez porque eran femeninas auténticas. Entre las causas más frecuentes que consideramos responsables de nuestro ánimo, está lo que vemos en la televisión, las películas y seriales que se compran o alquilan, y el clima. Según marche la telenovela, así será la alegría o la tristeza de muchos, siendo las brasileñas las más populares.

A las cubanas casi nadie les hace caso, porque retratan la realidad con mucha crudeza, y no queremos repetir frente a la pantalla lo que vivimos, o porque son excesivamente idílicas, y al no retratar la realidad con total crudeza, nos parecen falsas. El tema de las películas y seriales que se alquilan o compran, ya fue abordado en esta columna, asi que no insistiré en el, salvo añadir la rara complicidad que se establece entre vendedores y compradores.

Los primeros disfrutan nuestra ansiedad al decirnos que el disco 3 todavía no ha salido. Y nuestra depresión, cuando nos dicen que la serie ya terminó. Es usual que se produzcan diálogos encendidos en tal sentido, ejemplos de lo cual sería: ¿Pero cómo es posible que se acabe si todavía la muchacha no ha parido? Ay, compañera eso no es asunto mío, se acabó y punto. Y también: ¿por qué demora tanto la próxima temporada? Porque según el rating no va bien, compañera. ¿Y eso qué es, adónde hay que quejarse del tal rating? Mire, no se angustie, mejor comience con la serie X, que acaba de salir y está buenísima. Yo se la garantizo. En cuanto al clima, es responsable de dolores de cabeza, de mal humor y de agobio anímico.

En agosto es imposible sostener una conversación coherente por más de 20 minutos. Eso se sabe desde tiempos inmemoriales. Ya al minuto 16, se busca con mirada leonina donde venden líquidos más o menos fríos, y la charla termina frente a una cerveza o un refresco de limón. Aunque el tema del que se hablaba haya sido profundo, los interlocutores concluyen el encuentro diciendo que ese agosto es el peor de la historia de los agostos.

En abril, los vientos descolocan a la mayoría de la población, que en lugar de caminar, vuela entre las esquinas sujetándose la ropa y la cabeza, que duele más que en ningún otro mes del año.

Las personas se gritan, dejan de saludarse y parece que buscan refugio frente al torbellino de aires que los azota. Según la presión atmosférica, asi será nuestro estado de ánimo. Un amigo mío, llamémosle Víctor, ha sucumbido ante el embrujo de la farmacopea. Su medicamento favorito en los meses que anteceden o siguen a abril, es el alprazolam, según él porque siente mejoría de su ansiedad o de su depresión partiendo en mitades dichas pastillitas. En un frasco estéril, previamente rotulado como “amansalocos de Víctor”, va depositando las mitades de alprazolames que necesita durante 24 horas. Hace poco me llamó, porque quería que yo fuera testigo de su alivio frente a tal maniobra. El frasco estaba repleto de mitades. ¿Cuándo te tomas el alprazolam? Pregunté. Nunca, dijo.

Lo que me anima o me quita ansiedad no es el medicamento en sí, sino picarlo en mitades. ¿Quieres probar esta terapia ocupacional? No, gracias, respondí. Me siento bien. ¿Bien, cómo bien? Quiso saber mi amigo. Bien, bien al natural, al crudo, originalmente bien, le dije. Pues allá tú, opinó. Sigue sin tomar nada, que ya verás como acabas picando pastillas, como yo. Me fui de su casa sin entender mucho, pero convencida de la veracidad de los refranes cada loco con su tema, a otra cosa, mariposa y ese otro pino que dice no importa que sea ñato, lo importante es que respire. Así las cosas, vamos sorteando la neurastenia cotidiana como podamos, convencidos de que siempre habrá un roto para un descosido, y de que es mejor poner el parche antes de que salga el hueco.

La Habana, 21 de marzo de 2014

 

 

Comentario desde la Redacción:

Para esta oportunidad la contribución a nuestra sección de Cultura del Corazón recientemente incorporada en el portal de la Revista Cubana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, es fruto de la gestión personal de un amigo (escritor cubano) quien contactara a título personal a la escritora Adelaida Fernández de Juan. Visto de una manera simplista pudiéramos pensar que el título (Estados de Ánimo) no guarda relación con el objetivo de nuestra publicación; sin embargo para el perfil cardiológico como para otros tantos en la rama de las Ciencias Médicas los estados anímicos y la forma en la que estos son manejados tiene una repercusión importante no solo en el estado de la salud mental del paciente sino también en la evolución de las enfermedades cardiovasculares. Sin mas agradecemos a la autora del artículo que nos autoriza la reproducción de este material previamente publicado por una editorial cubana y a nuestro amigo Senel Paz por su gestión colaborativa.

Simplemente Gracias.

Dr. Nizahel Estévez Álvarez

Editor Principal . Revista Cubana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular

 

El presente material es tomado y transcrito del texto original enviado a nuestra oficina, por el Escritor Cubano Senel Paz, considerado una autoridad en el ámbito de la intelectualidad Cubana. La revista Cubana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular se enorgullece de publicar este material.